Carta para los seres queridos de alguien con TLP.

¿Tienes un familiar, amigo o pareja que padece Trastorno Límite de la Personalidad? Esta carta es para ti.

Querido ser querido de un TLP:

Sé que estar al lado de un TLP es difícil, cansado y en muchas ocasiones hartante, pero también sé que dentro de ti aún hay fortaleza para ayudarme a salir adelante. Por toda la confianza que te tengo quiero compartir esto contigo, al mismo tiempo quiero agradecerte todo el apoyo que siempre me das.

Te explico:

1.- El TLP percibe tu estado emocional, lo resiente y cree que es su culpa.
*Por más que intentes esto no cambiará, es muy frecuente que nos sintamos atormentados por todo lo que dices, haces e incluso lo que sientes. No te desgastes en tratar de explicar que no es nuestra culpa, recuerda que percibimos los sentimientos de forma diferente a ti, solo trata de mostrar una actitud comprensiva que nos evite tener un conflicto, pues siempre nos sentimos malas personas y nos acusamos de hacerte sentir mal.

2.- El TLP siempre va a necesitar tu aprobación y comprensión.
*Sabemos que es cansado para ti decirnos que vamos bien en algo, pero de verdad lo necesitamos. Creemos que nuestro esfuerzo no es valorado, nos decepcionamos de nosotros mismos y comenzamos a tener ideas fatalistas sobre nuestra forma de hacer las cosas.

3.- El TLP siempre necesita una muestra de afecto.
*No pretendemos que todo el tiempo nos digas cuanto nos quieres, pero un abrazo, un cariño o una palabra de aliento siempre nos hará sentir totalmente aceptados y mejorará nuestra ánimo durante el día. A ti no te cuesta nada y a nosotros nos ayuda mucho.

4.- El TLP a veces no logra entender por qué se siente tan triste y desamparado.
*Debes saber que no tiene nada que ver contigo que nos sintamos tristes y vacíos, de hecho sabemos que haces tú mejor esfuerzo. Ni siquiera nosotros sabemos la razón, solo no te desesperes, no te alejes y no te culpes.

5.- El TLP va a caer en crisis de forma frecuente.
*Te pedimos disculpas anticipadas, pero sabemos que va a pasar. No sabemos cuándo, dónde o a qué hora, es algo que llega de forma involuntaria, nos ataca y nos lastima. El dolor que se siente es inexplicable, la desesperanza nos invade y no sabemos cómo escapar.
No te espantes con lo que hacemos, intenta entendernos y recuérdanos que nos apoyarás.

6.- El TLP se autolesiona como forma de aliviar su malestar emocional.
*Sabemos que te decepciona, enoja o incluso te entristece cuando nos hacemos daño, pero por favor comprende que no sabemos cómo manejar nuestros impulsos. Nos esforzarnos porque no suceda, pues nosotros nos sentimos terriblemente apenados y angustiados cuando nuestras emociones se desbordan.
Pero si sabemos que no nos juzgas será más fácil contenernos o tal vez confiarte que no pudimos evitarlo, de otro modo te lo ocultaremos y no podrás ayudarnos.

7.- El TLP tiene arranques de ira y en ocasiones no domina su enojo y desesperación.
*Jamás será nuestra intención ofenderte, cuando expresamos odio en realidad lo hacemos porque nos estamos autoreprochando la conducta que estamos teniendo. Generalmente después de estallar nos sentimos culpables y arrepentidos, te pedimos que no te tomes nada personal, comprende que perdemos el control y decimos todo sin pensarlo.