Cuando se desata la crisis del Trastorno Límite de la Personalidad.

 
En ocasiones, un sólo comentario o acción pueden arruinar mi día y desencadenar un proceso mental terriblemente autodestructivo.
 
¿Cómo puedo ir de estar en clase o en la oficina, con tranquilidad, productividad, buenos sentimientos al punto totalmente contrario que te hace sentir profunda tristeza, frustración, desesperanza, inseguridad,etc.?
Y ¿cómo es que eso me hace actuar de una manera disruptiva?
 
La razón por la que este falta de control se desata en mi, tiene mucho que ver con que tengo Trastorno Límite de la Personalidad.
 
Mi sentido interno de seguridad en la mayoría de las ocasiones es fácilmente amenazado, he intentado ponerme a pensar al respecto y me di cuenta que esto viene desde años atrás, en los que pasé por autoinvalidación e invalidación social, lo cual generó mi incapacidad de confiar en las personas.
 
Cuando alguien dice algo que creo que es ofensivo, en automático reacciono negativamente y lo percibo como amenaza, y sea para mí o para alguien más. Cuando esto sucede, una sensación de ira comienza a hacer estragos en mi mente, absorbe mis pensamientos, irrumpe en mis acciones, me hace gritar, ofender, desesperarme y odiar todo lo que esté alrededor, no importa qué sea.
 
Esta es una manera rápida y efectiva de arruinar las relaciones y los momentos cotidianos, cuando la crisis comienza a declinar, ocurre el siguiente proceso, en el que te reprochas, te arrepientes y eres autodescalificador, sientes que eres la peor persona del mundo, te culpas y sabes que lo ocurrido genera una serie de eventos negativos, los cuáles, la mayoría de veces son muy difíciles de resanar.
 
El TLP es difícil, es impredecible y es aterrador, más cuándo estás en una crisis.Es muy agotador, me gustaría no tener este «cableado» en mi cabeza, definitivamente creo que nadie quiere ir por la vida arruinando relaciones. Vivir con TLP no es fácil, porque esto puede suceder cualquier día, en cualquier momento y lugar, no tengo ni idea de cuando esto va a suceder, pero cuando sucede, es realmente difícil controlarlo y no actuar de manera autosaboteadora.
 
Sin embargo, me esfuerzo por tener la responsabilidad de mis actos y mantener el autocontrol, la intención de explicar cómo se siente, de ninguna forma es para poner excusas sobre mi forma de reaccionar, pero sí hacer notorio que existe una razón muy válida, ya que los trastornos mentales, son producto de una desregulación biológica.
 
De verdad cuando llego a algo así, es porque las herramientas que tengo, no me alcanzan para enfrentarlo. Me gustaría que las personas que no saben cómo es vivir con algún trastorno, pudieran comprender la sensación terrible de atravesar una crisis, pero sé que sí no lo han vivido, jamás lo podrán comprender totalmente.
¡Sólo pido que por favor sean empáticos!